Cada país desarrollado cuenta con una Comunidad de Sobredotados o confederaciones que agrupan a centros especializados, escuelas diferenciadas, asociaciones civiles y personas con sobredotación intelectual. Variando el tamaño y la cohesión de cada comunidad local en base a la inteligencia promedio del país (entre mayor sea la disgenesia poblacional menor será el tamaño de esta comunidad) y el grado de desarrollo del estudio-atención profesional en el campo de la sobredotación.

Desde el siglo XIX Sir Francis Galton propuso la reunión y trabajo conjunto de las mentes más brillantes de cada nación en beneficio de la comunidad y el avance de las ciencias. En 1912 diseñó el sistema de Kantsaywhere proponiendo la formación de comunidades y modelos que permitieran el trabajo conjunto de la población más inteligente en proyectos sociales y científicos. Varias de las tradiciones y heráldica de este modelo sigue vigente en México así como diversos países europeos y asiáticos.

Estudios científicos del Dr. Richard Lynn, Dr. Gerhard Meisenberg y Dr. Heiner Rindermann han demostrado que la comunidad de sobredotados es responsable de los principales avances en el desarrollo económico y social de cada país, teniendo mil individuos de este grupo el mismo impacto que 1 millón de personas en edad económica activa. Asimismo, describieron la relación directa entre el IQ (Coeficiente Intelectual) de la población y el Ingreso per Cápita, mostrando la importancia de la inteligencia para el avance social y económico de una nación.

Desde el 2010 a la fecha la Comunidad de Sobredotados en México ha sido liderada por el CEDAT a través del Grupo Alianza Mexicana por la Sobredotación que unió los principales esfuerzos profesionales en este campo en un solo organismo para beneficio de los niños y jóvenes sobredotados de la nación. Asimismo, rescató varias de las tradiciones perdidas desde el tiempo de Sir Galton como las condecoraciones a sus miembros por méritos (la Medalla Nacional de Sobredotación), antigüedad (en números impares al 1, 3, 5 y 7 años), la heráldica regional para niños y adultos sobredotados, celebraciones oficiales con procesiones de estandartes, así como reuniones periódicas lúdicas (Convivencia Anual de Sobredotados) o científicas (el Congreso Internacional de Sobredotación Intelectual).

A la fecha la Comunidad de Sobredotados en México tiene más de 7,000 miembros activos, aunque su tamaño potencial podría llegar a ser superior al millón (basado en las estadísticas de la OMS).